Skip to content

Abogado de Accidentes de Autobús en Chicago

Millones de Dólares Recuperados Para Nuestros Clientes

Google Reviews Logo

Featured On

CBS logo
MSN logo
Fox 16 Logo
USN logo
FOX 28 logo
Yahoo News Logo
Michael Agruss

Experiencia Legal y Revisada por Michael Agruss

  • Socio Gerente y Abogado de Lesiones Personales en Mike Agruss Law.
  • Más de 20 años de experiencia en Lesiones Personales.
  • Más de 8000+ casos de derechos del consumidor resueltos.
  • Graduado de la Facultad de Derecho de la Universidad de Illinois Chicago: Doctor en Jurisprudencia, 2004.

En el bufete de abogados Agruss, servimos con orgullo a los ciudadanos el estado de Illinois en casos de lesiones personales, incluso cuando usted o un ser querido ha sufrido lesiones o muerte por negligencia en un accidente de autobús de Chicago (o un autobús que viaja a través de Illinois), y nuestros abogados están comprometidos a proteger sus derechos y garantizar que la otra parte es legalmente responsable cuando ocurre negligencia. Lucharemos hasta el final para asegurarnos de que reciba una compensación completa por todas las lesiones y pérdidas, incluidos los gastos médicos, la pérdida de salarios y el dolor y sufrimiento, y no nos deberá nada por nuestros servicios a menos que gane su caso. Póngase en contacto con nuestros abogados de accidentes hoy para programar una consulta gratuita y conseguir la compensación que merece.

Accidentes de Autobús

A lo largo de los EE. UU., el número de pasajeros de transporte público ha aumentado aproximadamente un 35% en los últimos veinte años. Hay muchos factores que contribuyen; por ejemplo, la mejora de los sistemas de tránsito en las áreas metropolitanas, una mayor conciencia ambiental y medios de transporte más asequibles. Sin embargo, los accidentes que involucran a estos autobuses también han aumentado y la responsabilidad legal puede ser compleja en estos casos. Los autobuses en nuestras carreteras y autopistas, con la excepción de los autobuses escolares, generalmente se dividen en tres categorías: autobuses chárter, autobuses de cercanías y autobuses de transporte de larga distancia.

Los autobuses de cercanías hacen paradas frecuentes y viajan a baja velocidad, mientras que los autobuses de larga distancia y chárter a menudo viajan en carreteras a altas velocidades. Los accidentes con autobuses de cercanías a menudo involucran a peatones en áreas de alto tráfico, mientras que los accidentes con autobuses de transporte y chárter, especialmente en las carreteras, pueden ser catastróficos y provocar múltiples lesiones e incluso muertes.

Estos autobuses son propiedad de empresas privadas o del gobierno municipal o del condado. Se espera que garanticen la seguridad de los pasajeros, y en accidentes que resultan en lesiones o muerte por negligencia, es probable que la empresa o entidad gubernamental puede ser considerada legalmente responsable. Para ser elegible para una compensación, lo cual que compensa todo, debe probar que el conductor del autobús actuó de una manera que causó directamente el accidente y todas sus lesiones y pérdidas. Los ejemplos comunes de negligencia del conductor incluyen la fatiga del conductor, el uso de drogas, la conducción en estado de ebriedad, la falta de atención y la “conducción imprudente” bastante amplia.

Puede haber una compleja red de hechos que desentrañar, y es seguro asumir que las entidades gubernamentales y las empresas de autobuses tienen poderosos equipos legales que se especializan en evitar la culpa y desviarla hacia otras entidades. Después de un accidente, necesita un abogado con experiencia en lesiones personales que pueda reconstruir con precisión el accidente y probar la negligencia de la otra parte.

Accidente de Autobús Escolar

Los accidentes relacionados con el transporte escolar se definen como accidentes que involucran directa o indirectamente un autobús escolar o un vehículo que no es un autobús escolar que transporta niños hacia o desde la escuela o actividades relacionadas con la escuela. La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) recopiló datos de diez años de 2004 a 2013, y en este período de tiempo 1344 personas (alrededor de 134 por año) murieron en accidentes relacionados con autobuses escolares. Los ocupantes de autobuses representaron solo el 8% de las muertes, mientras que el 21% eran no ocupantes (peatones, ciclistas, etc.) y la mayoría (71%) eran ocupantes de otros vehículos involucrados en los accidentes.

  • De 2004 a 2013, 327 niños en edad escolar perdieron la vida en accidentes relacionados con el transporte escolar; 147 eran ocupantes de otros vehículos, 116 eran peatones, 54 eran ocupantes de transporte escolar; 9 eran ciclistas; y uno era un “otro” no ocupante.
  • Los momentos del día más peligrosos para los peatones en edad escolar eran entre las 7 a. m. y las 8 a. m. y las 3 p. m. a las 4 p. m.
  • Cuarenta y dos de estos niños (36%) tenían entre 8 y 13 años.
  • Más de dos tercios de los peatones en edad escolar que perdieron la vida fueron atropellados por un vehículo de transporte escolar.
  • Más de la mitad de estos accidentes fatales (53%) involucraron impacto al frente del vehículo de transporte escolar.

Las maniobras comunes que contribuyeron a estos accidentes incluyeron rebasar o adelantar a otro vehículo, infracciones de semáforos, cambios peligrosos de carril y no detenerse.

Cuando un autobús escolar se ve involucrado en un accidente, la responsabilidad puede ser clara o, en algunos casos, bastante difícil de determinar, especialmente si la escuela o el distrito contratan este transporte a una compañía privada de autobuses. Las escuelas que son propietarias de sus autobuses tienen el deber legal de proteger a sus alumnos de daños, pero si una escuela contrata este servicio a una empresa privada, el contrato entre los dos debe especificar los deberes de la empresa.

Algunos estándares federales y estatales comunes para escuelas y compañías privadas de autobuses incluyen:

  • Inspección de autobuses al menos semestralmente
  • Un “programa de mantenimiento preventivo sistemático” para mantener los autobuses en condiciones seguras de operación
  • Inspecciones diarias previas al viaje de los autobuses y el equipo de seguridad por parte de sus conductores e informes escritos de cualquier mal funcionamiento que pueda poner en riesgo la operación segura del vehículo.

Negligencia

Algunas víctimas de lesiones personales pueden ser engañadas por las aseguradoras para que piensen que se puede recibir una compensación inmediata con un mínimo esfuerzo, pero tenga en cuenta que los abogados de lesiones deben enfrentar múltiples cargas para garantizar un acuerdo exitoso. Ésto se conoce comúnmente como una “cadena de causalidad”, compuesta por cuatro pasos que demuestran que el demandado fue responsable del accidente del demandante.

Estos son los cuatro enlaces que deben establecerse en las demandes por los accidentes de autobús:

1) Violación y Peligro

Esto se refiere a un deber de cuidado que el demandante tenía hacia el demandado, lo que significa la responsabilidad de actuar de manera segura y cautelosa para no crear un peligro para la seguridad. Por ejemplo, un conductor de autobús que conduce de forma temeraria o en estado de ebriedad ha incumplido su deber de diligencia para conducir con seguridad en la vía pública.

2) Peligro y Accidente

Esta etapa conecta el accidente directamente con el peligro para la seguridad causado por el incumplimiento del deber de cuidado del demandante, como cuando un conductor imprudente tiene la culpa de un accidente o alguien se resbala en un piso mojado donde no había una señal de advertencia.

3) Accidentes y Lesiones

Para este vínculo, se necesita testimonio personal y documentación médica para demostrar que las lesiones actuales del demandante fueron el resultado directo del accidente reciente y no de un accidente, enfermedad o condición médica anterior. Cuando ocurren lesiones por caídas pero no hay conexión, los abogados pueden usar testimonios médicos expertos para correlacionar adecuadamente las lesiones.

4) Lesiones y Daños

Para conectar las lesiones y los daños, los “daños especiales”, como los gastos médicos y la pérdida de salarios, pueden probarse con documentación como talones de pago y facturas, mientras que los “daños generales” a veces son más difíciles de probar. Los daños generales a menudo son subjetivos, pero se pueden demostrar con fotografías, videos y diarios personales que documentan las lesiones del demandante y la pérdida de calidad de vida durante su recuperación. El testimonio de testigos, especialmente de parientes cercanos y amigos, también es beneficioso para establecer este vínculo en el reclamo.

Llame a Nuestros Abogados de Lesiones Personales Hoy

Si usted o un ser querido en Illinois ha sufrido una lesión en un accidente de autobús en Illinois, necesita un abogado de accidentes con experiencia. Comuníquese con Mike Agruss Law por hacer una llamada telefónica, correo de voz, o mensaje de texto para una consulta gratuita. Nuestros abogados de Chicago representan a víctimas de lesiones personales en todo el país, y ayudar a nuestros clientes consiste en asesorar, defender y resolver problemas. Con años de experiencia representando con éxito a la gente y no a los poderosos, presentaremos su reclamo y nos encargaremos de las compañías de seguros, los gastos médicos y la pérdida de ingresos. Manejaremos su caso rápidamente y lo asesoraremos en cada paso del camino, y no dudaremos en ir a juicio por usted. Por último, a nuestros abogados no se les pagan honorarios a menos que ganemos su caso. Por lo tanto, nuestra promesa es así: No tiene nada que arriesgar cuando nos contrata – solo la oportunidad de justicia.

Estamos escuchando

Responderemos a las velocidad del rayo. Toda su información será mantenida confidencial.

¡Formulario enviado con éxito!

Comentarios enviados

Todavía no se han enviado comentarios. ¡Compartir su historia ayudará a otros!